fbpx

Los indios Cospes de Tostós

En esta ocasión te hablamos de una danza que venera a la Virgen de Coromoto; qué relación tienen los indios Cospes con esta advocación de la Virgen María y cómo esta tradición moderna se ha convertido en patrimonio nacional de Venezuela.


Transcripción

Epa, ¿sabías que nuestra cultura es Sendo Beta?

Yo soy Carlota Fermín de platanohay, trayéndote historias, dáticos y anécdotas sobre las cosas chéveres de Venezuela.

Pero antes te invito a ser parte de nuestra comunidad en tu red social favorita. Búscanos como platanohay o platanohay brand. Y recuerda que puedes encontrar una transcripción de este episodio entrando a nuestra página web platanohay.com.


Hace casi 400 años una señora de belleza extraordinaria se le apareció al cacique Coromoto para pedirle que llevará a su tribu, los Cospes, ante los misioneros españoles y que estos fueran bautizados.

Tres siglos más tarde esta misma tribu, sigue venerando a la Virgen de Coromoto por medio de una danza que hoy es considera Patrimonio Nacional.

Se trata por supuesto de la Danza de los Indios Cospes de Tostós, en el estado Trujillo.

Sin embargo, esta tradición no es para nada ancestral, por el contrario podríamos decir que es bastante moderna.

La Danza de los Indios Cospes aparece por primera vez en Tostós en 1957

de la mano del padre Hilarión Moreno Méndez, mejor conocido como el padre Moreno.

En la tradición oral tostonense se cuenta que la llegada del padre Moreno coincidió con el deseo de las autoridades eclesiásticas venezolanas de exaltar la imagen de la Virgen María en la advocación de la Virgen de Coromoto.

Con el fin de infundir mayor devoción a la reina y patrona del pueblo católico venezolano.

En uno de sus viajes a Mérida, el padre Moreno presencia una danza tradicional, y le pide a uno de sus amigos organizadores que le ayude con la coreografía una danza diferente para venerar a la Virgen de Coromoto.

El amigo acepta y de inmediato se traslada a Tostós para iniciar con los preparativos. De esa manera, se inicia casi en secreto el reclutamiento de un número de muchachos para que pudieran ejecutar dicha danza.

Finalmente, llegó el día 11 de septiembre, fecha en la cual se celebra el día de la Virgen de Coromoto en toda Venezuela y se lleva a cabo la Santa Eucaristía tradicional.

Al finalizar, aparecen en el pueblo los danzantes con vestimenta y accesorios típicos los indígenas Cospes.

Se dice que en un primer momento los asistentes de la misa pensaron que se trataba de una tribu genuina haciendo su aparición en Tostós, pero al pasar los segundos se dieron cuenta que se trataba de muchachos del pueblo realizando una danza al son del tambor y el grito de quien se hacía pasar como Gran Cacique.

La coreografía para ese entonces, así como sucede hoy, se organizaba en cuatro figuras que se repetían a lo largo de toda la procesión y replicaban algún aspecto de la agricultura.

Ellas eran:

El Roz (R-O-Z), que expresa la quema del terreno.

La Renaná, que escenifica arreglar la tierra para sembrar.

La Sedá, que representa la siembra en sí misma.

Y el Majol, donde se demuestra la alegría de la cosecha obtenida.

La realización de esta danza resultó en un éxito rotundo para el Padre Moreno, quien fue felicitado y aplaudido por los habitantes de Tostós.

Dicho éxito se transformó en una tradición que con solo 65 años de antigüedad ya forma parte de nuestro catálogo patrimonial.

Y con ello el Padre Moreno  nos deja un gran lección:

No te cohibas de crear una nueva tradición cuando lo necesites, y mejor aún no tengas miedo de tomar lo viejo y transformarlo a tu realidad. El punto es que necesitamos nuestras tradiciones (viejas o nuevas) para exaltar lo cotidiano y pertenecer a algo.


Ahora ya lo sabes.

Pero aún queda mucho que aprender sobre las cosas chéveres de Venezuela. 

Acompáñame en el próximo Sendo Beta, cada martes por Spotify, YouTube o donde sea que escuches tu podcast.

Chaitooo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

platanohay

Aprendemos sobre nuestra cultura venezolana y hacemos terapia de país.