fbpx
los disidentes

Los Disidentes: Movimiento Artístico Venezolano

En la Venezuela de los años 40s se estaba viviendo un sentimiento de cambio y democracia, pero en el arte aún era necesario revolucionar las bases, necesitábamos de Los Disidentes para crear el movimiento artístico.

Estamos saliendo de Gomez y se respiran aires distintos, con ganas de crear un país mejor, más complejo y lleno de cultura, riquezas, talento y educación de calidad. Esta misma generación que elige por primera vez un presidente sin carrera militar, luego caímos en Pérez Jiménez…

Arte Tradicional Venezolano

Pongámonos en contexto, en nuestro país las corrientes artísticas eran marcadas por la Escuela Paisajista de Caracas y el Circulo de Bellas Artes, los cuales dictaminaban, eran los paisajes impresionistas y el realismo social.

Pero un grupito de artistas jóvenes, rebeldes y emergentes, estaban hasta la coronilla de esa gente intensa, cuadriculada, por eso decidieron irse a estudiar a París, donde llegan de la mano de Antonio Edmundo Mosanto. 

Mosanto era artista, historiador y docente por vocación, su papel principal fue ser el propulsor del arte moderno en Venezuela, gracias a su labor como director de la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas, hasta su fallecimiento en 1948.

Exportador de talento nacional, muchos de estos, convirtiéndose en grandes maestros del arte venezolano, entre ellos: Alejandro Otero, Carlos Cruz-Diez, Jesus Soto, Pascual Navarro y Luis Guevara Moreno.

Nacimiento de un Movimiento Artístico

Ya en Francia nacen Los Disidentes, un movimiento artístico venezolano que viene a revolucionar el arte como lo conocíamos, cansados de un arte representativo de la realidad. Se convierten en los primeros detractores y promueven la renovación del arte nacional con nuevas corrientes europeas.

Crear nuevas formas de expresión era fundamental, por ello se centran en la importancia de la luz, el color, la textura y la composición, demostrando que el color y la forma tienen un valor artístico en sí mismos, capaz de hacerte vibrar y conectar como espectador.  

Ellos publicarían una revista que llevaría el mismo nombre del movimiento, la cual contó con 5 volúmenes, donde explicaban sus intenciones y fundamentos del arte. Siendo algunos de sus principales aportes las experimentaciones del arte neo-figurativo, del abstracto y de otras corrientes del arte contemporáneo. 

Todo esto con el fin de acercarse a las tendecias europeas, tales como el abstraccionismo geométrico de Kandinsky y el neo-plasticismo de Mondrian, lo que trae la definición de dos nuevas corrientes: el Arte Cinético y el Geometrismo. 

Un arte que se adapta y evoluciona, capaz de integrarse a la arquitectura y urbanismo, consiguiendo muchos más que belleza en sus obras, ejemplo de ello es la Ciudad Universitaria de Carlos Raul Villanueva.

Al final de todo… tenemos mucho que agradecerle a estos visionarios con causas por regalarnos un arte tan rico, de exportación y que sigue vigente 70 años después. ¡Gracias maestros!

La Nota Curiosa

Los Disidentes declaran sus principios artísticos en 1950 (Paris), demostrando a vox populi estar en desacuerdo con lo dictaminado como pintura tradicional venezolana. El comunicado fue redactado por los artistas: Rafael Zapata, Bernardo Chataing, Régulo Pérez, Guevara Moreno y Omar Carreño. Dicha declaración fue llamada…

Manifiesto No

«Nosotros no vinimos a París a seguir cursos de diplomacia, ni a adquirir una «cultura» con fines de comodidad personal. Vinimos a enfrentarnos con los problemas, a luchar con ellos, a aprender a llamar las cosas por su nombre, y por ello mismo no podemos mantenernos indiferentes ante el clima de falsedad que constituye la realidad cultural de Venezuela. A su mejoramiento creemos contribuir atacando sus defectos con la mayor crudeza, haciendo recaer las culpas sobre los verdaderos responsables o quienes les apoyan.

Buena parte de la tarea que emprendemos no nos corresponde, pero ante la indiferencia de aquellos a quienes les incumbe, no hemos vacilado en hacerla nuestra, puntualizando también todo cuanto podamos.

Somos venezolanos (y continuaremos siéndolo) y hemos sido las primeras víctimas de ese estado lamentable de cosas. Hoy nos revelamos contra ellas, y hablamos alto porque es necesario.

Vamos contra lo que nos parece regresivo o estacionario, contra lo que tiene una falsa función. Hemos sido resultado y testigos de mucho absurdo, y mal andaríamos si no pudiéramos decir lo que pensamos, en la forma en que creemos necesario decirlo.

Hemos querido decir “NO» ahora y después de «Los Disidentes». «NO» es la tradición que queremos instaurar. El «NO» venezolano que nos cuesta tanto decir. 

«NO» a los falsos Salones de Arte Oficial.

«NO» a ese anacrónico archivo de anacronismo que se llama Museo de Bellas Artes.

«NO» a la Escuela de Artes Plásticas y sus promociones de falsos impresionistas.

«NO» a las exposiciones de mercaderes nacionales y extranjeros que se cuentan por cientos cada año en el Museo.

«NO» a los falsos críticos de arte.

«NO» a los falsos músicos folkloristas.

«NO» a los falsos poetas y escritores llena-cuartillas.

«NO» a los periódicos que apoyan tanto absurdo, y al público que va todos los días dócilmente al matadero.

Decimos «NO» de una vez para todas; al consummatum est venezolano con el que no seremos nunca sino una ruina.»

Quizás deberíamos perderle el miedo a la palabra «revolución» y tomar en cuenta los verdaderos revolucionarios de nuestra nación, ¿no?

Por cierto… en nuestro Instagram te hemos dejado unos regalitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

platanohay

Aprendemos sobre nuestra cultura venezolana y hacemos terapia de país.