fbpx

Diablos Danzantes de Corpus Christi

Llegó el noveno jueves después del Domingo de Resurrección y eso significa que es jueves de Corpus Christi o conocido por su nombre largo como Solemnidad del Cuerpo y de la Sangre de Cristo Jesucristo en el Santísimo Sacramento; lo cual nos interesa muchísimo porque es la celebración anual de los Diablos Danzantes de Venezuela y teníamos muchas ganas de hablar sobre esta tradición tan pero tan colorida.

Resulta que esta tradición tiene un montón de datos super interesantes desde su origen, hasta la jerarquía de los diablos (sí, los cachos tienen que ver), y por supuesto ¡el hecho de que se hayan declarado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO!

Así que presten atención, que aquí les viene el beta.

¿Qué son y por qué?

Empezamos por el comienzo, ya que lo primero que tienen que saber es que los Diablos Danzantes son esencialmente una procesión religiosa donde se rinde culto al Cuerpo de Cristo (Corpus Christi) y al Santísimo Sacramento; es decir, la eucaristía que es cuando te comes el cuerpo y la sangre de Cristo en forma de hostia y vino. Durante la danza las fuerzas del mal (los diablos) intentan doblegar las fuerzas del bien, pero finalmente estos se rinden ante el altar.

En la procesión, los diablos bailan al ritmo de los tambores y con maracas en las manos, haciéndose evidente la influencia de la cultura africana en la tradición. A los que danzan se les dicen promeseros, ya que lo hacen para pedir un favor a Jesucristo o pagar las promesas cumplidas. Y para prepararse todos los participantes acuden a misa el día anterior donde el padre los bendice y pasan desde el mediodía del miércoles hasta el amanecer del jueves (día de Corpus Christi) rezando y cantando.

Luego de que amanezca los promeseros empiezan a recorrer los altares del pueblo vestidos de diablos hasta que llegan otra a la iglesia para rendirse. En Venezuela, los diablos danzantes están organizados con distintas cofradías que se encuentran en diferentes regiones del país, siendo las más conocidos las deSan Francisco de Yare, los de Naiguatá y los de Chuao.

Jerarquía y Danza

Aunque no lo parezca a simple vista, las máscaras no sólo son simbólicas. La verdad es que dentro de los diablos existe una jerarquía que se expresa en el número de cuernos que tenga cada diablo. Por encima de todos está el primer capataz, quien dirige la procesión y es el más cornudo de todos ya que su máscara debe tener cuatro cuernos. Después del primer capataz viene el segundo capataz, el tercero y los cinco arreadores; todos ellos con máscaras de tres cachos, aunque el jefe de los arreadores lleva el tercer cuerno más largo que los demás. Por último están los diablos rasos que incluyen a los cajeros (es decir, los que tocan el tambor), los auxiliares, los portaestandarte y los promeseros que solo tienen dos cachos.

Pero ya esta bueno de hablar de máscaras y cachos, porque le llegó la hora al perreo. Ahora que ya mencionamos a los cajeros, es momento de hablar de la danza per se y como se organiza. Aunque veamos a un montón de gente bailando al ritmo del tambor sin ningún orden aparente, la verdad es que si lo hay. El cajero determina el ritmo del baile usando cuatro pasos que se diferencian con unos nombres super buenos. Estos pasos son el corrío, el escobillado, el reposo y la bamba.

El corrío y el escobillado sería como los más básicos que se usan mientras se recorren las calles del pueblo bailando. Después viene el reposo que cuando los diablos se arrodillan a la entradas de la iglesia en señal de rendición. Y por último la bamba que tiene como un toque mágico-religioso y se usa para bendecir y renovar la tierra.

Cuenta la Leyenda

En cuanto a la celebración del Corpus Christi, ésta se empezó a hacer desde la edad media y fueron los españoles quienes llevaron la tradición a América. Pero en cuanto a los Diablos Danzantes, se considera que ésta tiene más de 300 años, aunque no se conoce su origen con exactitud. Sin embargo, tenemos dos teorías que lo pueden explicar.

La primera de ellas es bastante mística, y hable de un padre que no tenía suficiente dinero ni creyentes para realizar la procesión normalita que se realiza en todas partes este día. Así que el cura agarró y dijo a los cuatro vientos que si no se podía realizar la procesión pues que vinieran los diablos. El mito dice que en ese momento el cielo centelló y empezó a llover y de la nada aparecieron unos diablos a la puerta de la iglesia, y con la misma entran a la iglesia a realizar la misa. Así que desde entonces se realizan la procesión con los diablos todos los años.

La segunda hipótesis es que en 1740 hubo una sequía muy fuerte, entonces los habitantes de Yare (en su mayoría esclavos) pidieron a Dios el favor de salvar la cosecha. Finalmente llovió, y como agradecimiento los esclavos se disfrazaron y danzaron por primera vez.

Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

En diciembre del 2012, el conjunto de procesiones y bailes conocido como los Diablos Danzantes de Corpus Christi, y llevado a cabo en distintas regiones del país, fueron agregados a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. Esto se hizo realidad después de diez de evaluación por medio de la organización, y se traduce en la importancia de la tradición y su preservación en el tiempo, ya que es esencial como forma de expresión y diversidad cultural.

Con este anuncio se convirtió en patrimonio la celebración de once cofradías o hermandades, que se encuentran en Yare, Ocumare de la Costa, Cata, Cuyagua, Turiamo, Chuao, Patanemo, San Rafael de Orituco, Tinaquillo, San Millán y Naiguatá.

La Nota Curiosa (y algo indignante)

Bueno muy chévere todo, pero en este punto nos tenemos que molestar porque ya es hora que la tradición se actualice, o más bien vuelva a ser como era al comienzo de todo. A día de hoy la mujeres tienen un rol casi como de ayudantes en la procesión; es decir ni bailan ni usan las máscaras, solamente se encargan de organizar y dar agua o comida a los diablos a lo largo de la procesión. Para danzar deben hacerlo en un lugar privado, con permiso del primer capataz y con máscaras prestadas.

La cosa es que esto no era así originalmente, la prohibición se realizó en 1687 por el obispo Diego Baños y Sotomayor, ya que consideraba que las mulatas e indias (quienes participaban en esa época) “inquietaban” y “turbaban” la procesión cuando al bailar despertaban los instintos sexuales de los hombres (really bro?).

En fin, esperamos que la tradición se actualice para que las diablas puedan danzar y rendir honor como lo desean, y también esperamos que hayas disfrutado este artículo tanto como nosotras. Ahora ya estás lista o listo para responder el quiz que publicaremos en las historias de nuestras cuenta en instagram.

¡Suscribete, comenta y comparte!

Comments (3)

    1. La verdad no estamos seguras si en Latinoamérica, tendríamos que investigar. Pero en Cataluña hay una celebración de Corpus Christi bastante parecida y también es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Se llama Patum de Berga (Berga es el nombre del pueblo), y también hay una procesión con muchos personajes que representan el bien contra el mal. Hay personas disfrazadas de diablos, de angeles, de gigantes, etc. Lo puedes buscar y seguro te gustará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

platanohay

Somos una marca venezolana ubicada en España. Hacemos camisetas que reflejan nuestras raíces. También tenemos un blog sobre Venezuela. Nos gusta la jodedera.