fbpx

“De Chachopo a Apartaderos Camina Luz Caraballo”

Es así como empieza el famoso palabreo del escritor Andrés Eloy Blanco que fue publicado  en 1936. Gracias a este poema la historia de la loca Luz Caraballo se ha propagado desde Mérida hasta el resto de Venezuela; y por eso es probable ya hayas escuchado alguna versión de quién era esta mujer, pero… ¿será verdad todo lo que te dijeron?

Si la historia que te sabes empieza diciendo que todo pasó hace doscientos años, lamentamos decirte que eso es puro cuento y con este artículo te lo vamos a explicar.

Cuenta la leyenda

En la tradición oral merideña se dice que Luz Caraballo fue una mujer que deambulaba por el páramo hace doscientos años en busca de los cinco hijos que había perdido. En el poema de Andrés Eloy Blanco se expresa que su hija estaba en un serrollo (definición al final del artículo), dos hijos se murieron por una enfermedad, y otros dos se fueron detrás de un hombre en un caballo blanco, refiriéndose a Simón Bolívar en su paso por los Andes de Venezuela.

Esta leyenda se ha reforzado gracias a los niños andinos que se dedican a relatar el palabreo y la historia de la loca en los alrededores del parque homónimo (ubicado en el pueblo de Apartaderos) y la escultura realizada en su honor.

El mito se extiende contando que cuando los españoles llegaron a este pueblo preguntando por donde se había ido Bolívar con su ejército, la loca apuntó hacia el lado contrario para despistarlos y así proteger a sus hijos que se habían unido a la campaña admirable, y es por eso que la escultura realizada por Manuel de la Fuente apunta hacia esa dirección.

Escultura de Manuel de la Fuente. Foto de areparadio.com

Fantasía vs. Realidad

La verdad es que no existen registros de la existencia de nadie con el nombre de Luz Caraballo y lo más probable es que la historia que cuentan lo niños andinos sea resultado de un juego del telefonito; es decir, una historia que ha pasado de boca en boca y cada vez con un detalle diferente. Todo esto ha ayudado a crear la leyenda de la loca Luz Caraballo, que resulta muy fascinante y además enriquece nuestra cultura.

Por otro lado, si queremos saber la verdad de la historia solo hace falta investigar un poco qué es lo que dicen los cronistas. Primero que nada todos están claros que el nombre Luz Caraballo no es más que un apodo otorgado por Andrés Eloy Blanco a una señora que tenía demencia y que conoció cuando vivía en Timotes, pero si queremos saber quién fue esa señora ahí es cuando se enreda el papagayo.

¿Ésta, Ella o Aquella?

Básicamente existen tres teorías o versiones de quién pudo ser la loca Luz Caraballo, todas tienen puntos de conexión entre ellas y a continuación te las vamos a explicar brevemente:

La primera teoría habla de la señora Blasa Ramírez, quien nació en el pueblo de Ventas y luego se mudó a Chachopo con su hermano; el único familiar vivo que tenía. El cronista Jesús Ramírez explica que dicho hermano tuvo que irse a realizar el servicio militar y a partir de ese momento María Blasa la perdió.

Blasa solía deambular descalza por los pueblos de la zona en busca de su hermano; y en sus recorridos, desde Chachopo hasta Apartaderos, algunos hostales le daban cobijo durante la noche. En el año 1937, Andrés Eloy Blanco fue confinado a vivir en Timotes por el régimen de Gómez, y durante su tiempo allí llegó a conocer a María Blasa y mantener conversaciones con ella. Sin embargo, esta mujer nunca tuvo esposo ni hijos lo cual no concuerda con el poema.

La segunda teoría viene de la tradición oral y habla sobre Lesmichimío; otra mujer cuyo esposo e hijos se fueron a realizar el servicio militar y enloqueció. Su esposo se llamaba Lesmes, por lo que su apodo deriva de la frase “Lesmes es mío”. Se dice que la señora también caminaba de pueblo en pueblo diciendo estas palabras en busca de su pareja, y que el escritor Andrés Eloy Blanco la llegó a conocer.

La tercera teoría parece ser la que es y viene de Alivio Alfonso Briceño, quien afirma ser el nieto de la loca Luz Caraballo. Este señor escribió un libro y todo, en donde explica que Luz era su abuela y su verdadero nombre era María Blasa Rivas.

María nació en Trujillo, pero luego se mudó a Mucurubá en Mérida. Allí conoció a su primer amor, José Moreno Maldonado, y con él tuvo su primer hijo. Luego se separó de él y tuvo una segunda hija con el juez del pueblo. También cuenta Briceño, que de mayor su abuela solía perderse en los pueblos de la zona y preguntar por su primera pareja. Finalmente en 1927, María Blasa salió de su casa y nunca más volvió a verse.

Ahora, debemos recordar que Andrés Eloy Blanco empezó a vivir en Timotes a partir de 1932. Esto quiere decir que en caso de que María Blasa sea la verdadera luz Caraballo, el famoso escritor nunca la llegó en conocer, y el poema está inspirado en las historias que le contó la gente del pueblo.

La Nota Curiosa

Muchos se preguntarán qué es un serrollo, y por qué hemos usado esa palabra. Pues bueno, la definición oficial es el espacio o habitación donde se encuentran las esposas del sultán dentro de su palacio, es decir, un harén; y la razón por la que lo usamos es que así mismo aparece en el Palabreo de la loca Luz Caraballo. Sin embargo, hemos leído que en Venezuela esta palabra solía tener otro significado, y es el de un espacio de malas costumbres con muchas mujeres, es decir, un local de prostis.

Nosotras sospechamos que Andrés Eloy Blanco aplicó la segunda definición, ¿y ustedes qué opinan?

Si te ha gustado este artículo déjanos un comentario y compártelo en tus redes.

Si quieres leer el Palabreo de la Loca Luz Caraballo solo tienes que buscar nuestra última publicación en Instagram pinchando aquí.

Y si quieres una camiseta bien chévere solo tiene que pinchar en la imagen de abajo, así que ¡muévelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

platanohay

Somos una marca venezolana ubicada en España. Hacemos camisetas que reflejan nuestras raíces. También tenemos un blog sobre Venezuela. Nos gusta la jodedera.