fbpx

Carlos Cruz-Diez: el regalo de su arte

El pasado sábado 27 de julio el maestro del color, Carlos Cruz-Diez, dejó nuestro mundo para ser una estrella en el cielo. Sin embargo, su arte sigue aquí con nosotros; como un gran regalo, que es parte de nuestra cultura y cotidianidad.

Hoy en su honor queremos recordar algunas de sus obras más emblemáticas, y de gran importancia en nuestras vidas.


Cromointerferencia de Color Aditivo

Todo aquel que ha pasado por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar ha tenido la dicha de observar esta obra tan extensa que abarca toda la longitud del aeropuerto. Fue realizada entre 1974 y 1978, en una época en que nuestro país era conocido como la Venezuela Saudita y se quería que Maiquetía (nuestra puerta al mundo) reflejara toda esa abundancia.

Hoy en día significa mucho para los venezolanos que emigran, siendo el espacio donde suelen despedirse de sus amigos y familiares, y donde se toman la tan anhelada foto de los piecitos. Sin duda alguna es un lugar muy emotivo para nosotros, donde a cualquiera se le agua el guarapo.


Fisicromía Concavo-Convexo en Homenaje a Don Andrés Bello

Si alguna vez has caminado, conducido o marchado a los alrededores de Plaza Venezuela en Caracas, seguro que esta obra ha llamado tu atención. Es uno de los ejemplos más importantes de las fisicromías de Cruz-Diez, esas llamadas “trampas de luz” que parecen que se mueven mientras vas caminando o mientras el Sol va cambiando.

Además es un hito del arte integrado al urbanismo, siendo una de sus primeras obras colocada en un espacio público. Carlos Cruz-Diez fue defensor y promotor de las intervenciones urbanas, donde los ciudadanos pueden disfrutar del arte y apropiarse del mismo, para crear identidad y orgullo.

Otros ejemplos de fisicromías en espacios públicos o urbanos se pueden encontrar en la Estación Saint-Quentin-en-Yvelines en Francia, el Parque Ferial Juan Carlos I de Madrid o en la Universidad de Houston, entre otros.


Color Aditivo en Pasos Peatonales

Hablando de apropiación urbana no podemos olvidar las intervenciones de los tradicionales pasos peatonales (o rayado de cebra). Los primeros que realizó fueron en Caracas en 1975, en avenidas como la Principal de Sabana Grande y algunas otras. Pero a día de hoy se pueden ver en muchas ciudades del mundo como Miami, Panama City, Barranquilla, Marsella, Houston y París, por solo nombrar algunas.

Con estas intervenciones el maestro buscaba de alguna manera revitalizar nuestra cotidianidad. Ese caminar y cruzar de calles que hacemos en modo automático da un saltito de sorpresa cuando nos damos cuenta que estamos caminando sobre arte. Mientras que para los venezolanos que estamos regados en el mundo, nos da un saltito de emoción y orgullo cuando aún fuera de casa nos podemos tropezar con arte venezolano. 


Laberinto Cromovegetal

Este último capaz no sea muy reconocido por muchos, pero es un icono para quienes son o fueron usebistas (incluyéndome ☺️). El plan para realizar este jardín surgió en 1991, cuando el artista visitó la Universidad Simón Bolívar y vio todo este terreno vacío. Además de realizar el diseño, Carlos Cruz-Diez donó el dinero para su construcción, y en 1994 ya estaba listo.

El cromovegetal es uno de los símbolos más importante de los usebistas, siendo la segunda obra del artista que está presente en el campus (la primera es un cuadro de fisicromía en la entrada de la biblioteca), y siendo el background del carnet universitario.


En definitiva, el arte de Cruz-Diez siempre ha estado presente en la vida de los venezolanos de alguna u otra manera. Le agradecemos por regalarnos tanto color y tanto dinamismo, pero sobre todo le damos mil gracias por representarnos con orgullo fuera de nuestra tierra y ser ejemplo del gran talento que hay en Venezuela. 

Háblanos en los comentarios de tu experiencia con el arte de Cruz-Diez, y cuál es tu obra favorita.

Comments (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

platanohay

Somos una marca venezolana ubicada en España. Hacemos camisetas que reflejan nuestras raíces. También tenemos un blog sobre Venezuela. Nos gusta la jodedera.